El de las aclaraciones

Esto no es un blog con temática fijada, al menos de momento. Lo mismo puedo salir con pensamientos trascendentales, que tonterías varias o traumas infantiles. O con un “estoy hasta las narices de todos los gobernantes”, con frivolidades, o una reseña de la última peli que he visto… o hago un ranking con fotos de los mejores vestidos de la gala de los premios de turno. Todo puede ser. Vaya usté a sabé

Esto es simplemente un soporte para dar forma a esas cosas que se me pasan por la cabeza y que no tengo dónde plasmar porque los 140 caracteres de Twitter no me lo permiten, jaja. Sí, podría escribir un diario, que a fin de cuentas es lo mismo, pero soy más rápida con el teclado.

O sea que no vais a ver fotos y resúmenes de mis vacaciones, ni de lo que me he puesto hoy, ni de cómo me he maquillado, ni de lo que he comido o cómo me peino. Lo dudo mucho, la verdad. Aunque eso no quiere decir que no coja un día y os cuente algo de esto con fotos y todo, y hasta os dé la receta de alguna guarrerida de las que hago. Pero es que soy una fotógrafa taaaaaaaaan pésima… y de tan mala que soy no me apetece ni molestarme en hacer bien las fotos. ¡Que por cierto! una cosa que me hace mucha gracia de las que cuelgan fotos de sus modelitos en sus blogs (que, ojo, no me parece ni bien ni mal y que algunas tienen gracia e incluso inspiran) es que se hacen la foto pero se tapan la cara… Con las manos o con el pelo, da igual… Y se colocan posturas imposibles, como de maniquí de El corte inglés… no sé, no lo entiendo… llamadme rara…

Tampoco puedo prometer un día fijo de publicaciones porque, como bien sabéis los que os dedicáis (en serio) a esto de escribir y crear, esto de las ideas y la inspiración es caprichoso; lo mismo te sientas a ver si sale algo durante un rato largo y no, que  te ha venido y son las tres de la mañana de un martes, y estás con un ojo abierto y la luz apagada, en la cama escribiendo notitas en el móvil para que no se te olvide esa idea supergenial que se te acaba de ocurrir (y después de esa otra y luego otra… y se te hacen las 6 sin poder dormir. Que me ha pasado). O en el bus. O trabajando. Las musas, que son muy perras, no os digo nada nuevo. También es, no voy a engañarme, porque la mitad de las veces no sé en qué día vivo y crearme una obligación o deber semanal, le quita gracia y espontaneidad al asunto…

No me gustan mucho las frases esas facilonas y cursileras, de esas de IFilosofía… todo tan intenso… Así que tampoco creo que escriba muchas ni cuelgue fotomontajes con puestas de sol, como si Dios Nuestro Señor Todopoderoso nos estuviera hablando con sentencias lapidarias, llenas de faltas de ortografía. Y mucho menos de corazones con animalitos, lazos y besitos. Aunque donde esté una buena cita, que se quite toda la palabrería.

Y creo que ya está todo, así que lo dicho: No me toméis muy en serio porque yo tampoco lo hago. 🙂

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s