El de todos y ninguno en particular

Todos me recuerdan a ti.

Por el color de tus ojos, por la forma de su pelo.
Por la forma de tus cejas o la manera de mover las manos.
Por alguna expresión, por la forma de resoplar.
Por la comisura de sus labios, por cómo pronuncia mi nombre.
Por algún gesto, por algún “tic” que lo pongo entre comillas porque más que un tic es algún ademán típico suyo; por preguntar siempre la hora, por tu risa, por la barba.
Por cómo chasquea los dedos, por la forma de caminar. Por tu letra.
Por tus manos, por la forma de bailar… o de no bailar.

En verdad no te pareces tanto a ellos, a ninguno en particular, a algunos incluso en nada en absoluto.

Pero no sé por qué todos me recuerdan a ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s